Arquitectura Supramolecular y

 

Arte Mudejar

 

En memoria de Miguel Ángel Usón Finkenzeller (1956-2007)

 

 por Milagros Tomás

 

¡Esto es Mudéjar! Y me alargó una copia de un artículo de investigación en química que había cogido de la mesa de mi despacho.


El artículo en cuestión correspondía a un trabajo desarrollado en el departamento de Química Inorgánica de la Facultad de Ciencias de Zaragoza y publicado en la prestigiosa revista Inorganic Chemistry (Inorg. Chem. 2002, 41, 4599-4604; Falvello, L. R.; Garde, R.; Tomás, M.) con el titulo “Flexible Square Supramolecular Rings with Hydrogen-Bonded Bushing in Solid-State Oxalurate Complexes: Versatility of the Oxalurate Ligand in Covalent and Noncovalent Binding”


Supongo que mi mirada fue por lo menos escéptica. Un trabajo de investigación en Química Inorgánica, realizado en un departamento de Química Inorgánica y publicado en una revista que se llama Inorganic Chemistry; ¿qué relación podía tener con el Arte Mudéjar?.....


Miguel Ángel no se desanimó, señaló un dibujo en el artículo donde se veía cómo las moléculas estaban colocadas en la estructura cristalina, e insistió “esto es Arte Mudéjar”. Miró al ordenador, me dijo “busca Arte Mudéjar” y me dio varias direcciones. Una característica de Miguel Ángel es, o era, que no se desanimaba cuando estaba seguro de algo; así que decidí hacerle caso........ y me convenció. Me convenció a pesar de que mi mente estaba funcionando en coordenadas de química y no de arte.


En 1986 la UNESCO declaró como Bien de la Humanidad la Arquitectura Mudéjar de Teruel y en 2001 lo amplió a otros edificios de Aragón. 


Fig. 1

Vista del ábside y parte del muro de la parroquieta de la Catedral de la Seo de Zaragoza

La ciudad de Zaragoza cuenta con edificios mudéjares  tales como: la catedral de la Seo, con su ábside, la parroquieta y el cimborio (Fig. 1); la torre y la Iglesia de San Pablo;  los restos Mudéjares de la Aljafería; la Torre de la Iglesia de San Gil Abad (Fig. 2) y  la Iglesia de la Magdalena (Fig. 3). Los tres primeros se encuentran entre los edificios reconocidos por la UNESCO en 2001

 

 

Fig. 2

Iglesia de San Gil Abad

 

 

 

Fig. 3.

Iglesia de la Magdalena

 

 

 

Para aquellos que quieran profundizar en este arte tan especial, el gobierno de Aragón tiene una  página sobre Arte Mudejar.  También Wikipedia tiene una página con fotografías, información y varios links interesantes. Por supuesto, hay mas información en internet,  especialmente fotografias. Así, en flickr se pueden encontrar del orden de 5000 imágenes relacionadas con el Mudéjar, de las cuales más de 500 pertenecen a Aragón.

 

Por lo que respecta a la química, los términos arquitectura supramolecular, arquitectura cristalina, arquitectura molecular, ingeniería cristalina y diseño molecular aparecen en numerosos trabajos y proyectos de investigación.

Uno de los campos de investigación actuales dentro de la química es la construcción de cristales con unas características predeterminadas. Se trata de unir átomos para formar moléculas y luego unir ordenadamente estas ultimas para  obtener una estructura cristalina que presente las propiedades físicas y químicas deseadas. La semejanza entre estructuras cristalinas y edificios hace que en esta parte de la química se empleen las palabras “ladrillo” y “mortero” para definir moléculas y las uniones entre ellas. La diferencia es la clase de estructura-edificio resultante.

Para construir un cristal del tamaño de un dado de parchís, podríamos necesitar colocar más de 100.000.000.000.000.000.000 moléculas de una forma ordenada ¡increíble! ¿Cuánto tiempo llevaría colocar todos estos ladrillos con el correspondiente mortero?

Sin embargo, organizar todas estas moléculas no es el trabajo del químico, sino que el químico crea las condiciones para que ellas, las moléculas, se vayan colocando de forma ordenada. La Naturaleza, la Química en este caso, es asombrosa, ¡el edificio se construye él solo! 

Nuestros sentidos nos permiten percibir y admirar la belleza del Arte Mudéjar. Sin embargo, para entender, utilizar y ¿por qué no? disfrutar de la belleza de las agrupaciones de átomos o moléculas, necesitamos algo mas que nuestros sentidos. Por ello, el ser humano ha desarrollado medios como la difracción de rayos-X para poder conocer y utilizar la naturaleza.

Actualmente representamos las moléculas empleando programas de dibujo más o menos sofisticados. Estas representaciones nos facilitan la comprensión de la materia y, por tanto, nos ayudan a diseñar y fabricar desde un producto farmacéutico, hasta una placa solar pasando por el material de nuestros zapatos.

Los dibujos siguientes muestran cómo los fragmentos “Cu(oxalurato)2” (Fig.  4) se unen entre sí (mediante enlaces de hidrógeno) formando planos dentro del cristal. Los fragmentos son los mismos en ambos casos, pero la representación depende del programa gráfico empleado (Fig. 5 y Fig. 6).


 

Fig. 4.  Fragmento   “Cu(oxalurato)2

 

 

Fig. 5. Dibujo de una parte del plano formado por la unión de  fragmentos “Cu(oxalurato)2

Fig. 6.  Otra forma de representar la parte del plano de la Fig. 5.

 

Y ahora, comparando algunas de las fotografías y dibujos anteriores (Fig. 7),

 

¿esta disposición de átomos y enlaces; es, o no es, Arte Mudéjar?

 

¿Imita la Química al Arte o está ya el Arte dentro de la Química?

 

 

Fig. 7

Dedicado a Miguel Ángel Usón y a todos aquellos que tratan de unir las “parcelas” en las que hemos dividido el mundo, incluso en los ámbitos científico y artístico.